La limpieza alfombras siempre es uno de los quehaceres que se complican, porque hay que tener una buena maquinaria y la paciencia para realizar un buen trabajo.

Aunque decorativamente dan presencia a cualquier habitación en el hogar, también es cierto que son un cultivo de polvo, migas, pelos de mascotas, sin contar los temibles ácaros, que pueden ocasionarnos incluso enfermedades.

Por esas razones, es necesario una aspiradora, para que la mayoría del polvo y partículas se aspire profundamente semanalmente, para eliminar esa suciedad que se adhiere a las fibras y tejidos.

El aspirado se debe hacer en ambas caras de la alfombra y no solo en la superior, porque esto aportará mayor efectividad a la limpieza.

Si tienes algunas manchas, lo más recomendable es usar jabón neutro. No recomendamos materiales que sean demasiado abrasivos, porque se puede estropear la alfombra. 

Pero si quieres dejar la limpieza de la alfombra en manos de los expertos, llama a Ezesa Desazolve Qro.

Artículo realizado con información de Wearejeff.com